Airbnb apuesta por un proceso simple en el impuesto sobre la renta

Airbnb quiere que los anfitriones puedan cumplir de manera sencilla con sus obligaciones tributarias y ayudarles a pagar la parte que les corresponde del impuesto sobre la renta. El 1 de enero entrará en vigor la obligación de que las plataformas compartan los datos de las reservas de los anfitriones de alojamiento. A partir de esa fecha, Airbnb compartirá con la Agencia Tributaria la información que tenga disponible sobre las transacciones de los anfitriones desde 2018.

Airbnb ha comunicado hoy a todos los anfitriones de alojamiento en la plataforma que ha implementado una herramienta para que sea fácil proporcionar la información que las autoridades fiscales requieren. [esta herramienta es accesible de manera individual por cada anfitrión de alojamiento desde su perfil]. Parte de la información que compartirá con las autoridades fiscales incluye los ingresos de los anfitriones y detalles de sus anuncios, como el nombre y la dirección.

Airbnb y la Asociación Española de Asesores Fiscales (AEDAF) se han asociado para ayudar a los anfitriones con sus obligaciones fiscales. Para apoyar aún más a los anfitriones, Airbnb también se ha asociado con PricewaterhouseCoopers (PwC) para proporcionar una guía de impuestos, así como una línea directa gratuita para obtener información fiscal adicional.

“La ley en España está cambiando y queremos trabajar con los anfitriones para ayudarles a contribuir en la parte que les corresponde y hacer que el proceso del impuesto sobre la renta sea simple para todos”

Patrick Robinson, director de Políticas Públicas de Airbnb.

La semana pasada Airbnb anunció que había llegado a un acuerdo de colaboración en Estonia que permite a los anfitriones informar automáticamente de sus ingreses a las autoridades fiscales de ese país con solo hacer clic a un botón. A principios del mes pasado, Airbnb también respaldó las propuestas en Dinamarca que ofrecen incentivos fiscales a los anfitriones se anuncien en plataformas que compartan con el gobierno información básica sobre cuestiones fiscales. Asimismo, desde 2016, Airbnb informa en Irlanda sobre los ingresos generados por los anfitriones a efectos fiscales.

“Airbnb está impulsando una revolución económica que está generando nuevos ingresos para las personas, las comunidades y los gobiernos. A medida que continuamos creciendo, queremos ser buenos socios para las comunidades y seguir trabajando junto con las autoridades fiscales en Europa. Los anfitriones quieren contribuir con la parte que les corresponde y queremos ayudarles, a ellos y a los gobiernos, a hacer que el impuesto sobre la renta sea simple para todos”

Patrick Robinson, director de Políticas Públicas de Airbnb.

Los anfitriones de alojamiento se quedan con hasta 97 céntimos de cada euro del precio por compartir su espacio. Airbnb siempre ha recordado a los anfitriones que verifiquen y cumplan con las normativas fiscales que les sean de aplicación a través de recordatorios de correo electrónico regulares y en las páginas de alojamiento responsable. Asimismo, pone a disposición de los anfitriones un historial de transacciones que se pueden descargar fácilmente para fines fiscales.

Airbnb ya ha trabajado con más de 500 gobiernos de todo el mundo para ayudar a los anfitriones a compartir sus hogares, seguir las reglas y contribuir con sus impuestos como les corresponde, y ha automatizado la recaudación de impuestos turísticos en lugares como Lisboa, Oporto o Francia, donde recauda y remite a los gobiernos locales la tasa turística en 23.000 ciudades desde principios de este año.

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!