Airbnb y BID se unen para promover el turismo sostenible en América Latina y el Caribe

Con el objetivo de promover el desarrollo sostenible de América Latina y el Caribe, Airbnb firmó un Memorándum de Entendimiento regional con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Como parte de este acuerdo a largo plazo, Airbnb y el BID estudiarán el impacto que la práctica de que las personas puedan compartir su casa tiene en las comunidades locales, intercambiando información agregada de Airbnb regularmente, así como información sobre tendencias de viaje a lo largo de América Latina y el Caribe. Adicionalmente, Airbnb y BID harán posible la organización de foros para la discusión y análisis  de políticas sobre la economía compartida y otros modelos innovadores en sectores como el turismo, así como también su impacto en los países de la región.  

“El turismo es una fuente importante de empleo y crecimiento en América Latina y el Caribe. Seguiremos trabajando para promover el turismo sostenible, para fomentar una economía digital inclusiva y para explorar aplicaciones de una economía compartida que mejore vidas a través de esta alianza con Airbnb,” concluyó Bernardo Guillamon, Gerente de la Oficina de Alianzas Estratégicas del BID.

“Trabajamos en conjunto con los gobiernos de América Latina desde hace años y este acuerdo afianza nuestro compromiso de ser buenos vecinos dentro de la región. Ya hemos visto el impacto económico positivo que los hogares compartidos tienen en las comunidades en las que se encuentran los anfitriones y estamos muy contentos de asociarnos con el BID para avanzar en el estudio del impacto que esta práctica tiene en el desarrollo de América Latina y el Caribe y en su contribución al desarrollo de los destinos turísticos emergentes” dijo Bruno Lewicki, Director Regional de Políticas Públicas de Airbnb durante la firma del acuerdo.  

La plataforma de Airbnb ha otorgado una escala sin precedentes a la posibilidad de que las personas puedan compartir su casa en América Latina, el Caribe, y el mundo y ha ayudado a desplegar experiencias auténticas, habitualmente fuera de los circuitos turísticos tradicionales, permitiendo que los viajeros vivan, coman, duerman y experimenten las ciudades como locales, además de brindar a las comunidades la oportunidad de compartir los beneficios del turismo. A su vez, nos recuerda del potencial de la economía digital y la economía compartida para impulsar el desarrollo sostenible e inclusivo en las comunidades de la región.  

 

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!