Airbnb y la vivienda en Madrid

En Airbnb, nos tomamos en serio las preocupaciones locales, especialmente en ciudades como Madrid, que se enfrenta a una demanda de viviendas urbanas que supera a la oferta. Airbnb quiere ser un buen socio para ciudades y regiones. Es por eso que nos hemos comprometido con más de 300 gobiernos en reglas claras para el uso compartido de viviendas y hemos tomado medidas proactivas en las ciudades para ayudar a que el home sharing crezca de manera responsable y sostenible.

Como respuesta a informaciones erróneas acerca del impacto del home sharing en Madrid, Airbnb publica un informe sobre nuestra comunidad en Madrid, para ayudar a los responsables políticos a tomar decisiones informadas que afectan la vida de miles de familias locales.

Según los datos oficiales de Airbnb:

1) El tamaño de Airbnb en Madrid es demasiado pequeño para tener un efecto sobre la vivienda.

En concreto, en Madrid, el número de viviendas reservadas más de 90 noches en 2017 representó el 0,3% del total de viviendas.

2) La verdadera causa de los retos de asequibilidad de la vivienda en Madrid es que la demanda de vivienda urbana ha superado a la oferta.

Las viviendas vacías, la escasez de vivienda social y la congelación en construcción nueva son factores que tienen un mayor efecto que Airbnb. En Madrid hay 153.100 viviendas vacías, lo que representa el 10% del total de viviendas. Eso son 32 veces más que las viviendas reservadas más de 90 días al año.

3) Los ingresos obtenidos a través de Airbnb ayudan a que quienes más lo necesitan puedan pagar su vivienda.

Cuando la vivienda y las ciudades se encarecen, los ingresos obtenidos a través de Airbnb ayudan a los anfitriones a permanecer en sus hogares, poder pagar su hipoteca o alquiler, y poder llegar a fin de mes.

En Madrid, Airbnb es parte de la solución. El anfitrión típico en Madrid gana alrededor de €4.400 al año y el anuncio de alojamiento típico listado se comparte durante 70 noches al año.

60% de los anfitriones comparten su residencia principal

245 noches se tiene que compartir una vivienda entera antes de ser más rentable que el mercado de alquiler de largo plazo

11% de los hogares evitaron el desahucio