CÓMO FUNCIONA AIRBNB

English | Italiano | Català | 繁體中文 | Français | Deutsch | 한국어

Si quieres alojar a huéspedes o viajar con Airbnb, no dejes de leer lo que te contamos a continuación. También puedes publicar un anuncio de tu alojamiento o crear un perfil como huésped en nuestra plataforma para empezar a planear tu próxima aventura.

Nuestros orígenes. Airbnb surgió en 2008, cuando tres viajeros en busca de un alojamiento asequible dieron con dos diseñadores que necesitaban sacar algo de dinero para el alquiler y tenían espacio para acogerlos. Hoy Airbnb cuenta con más de dos millones de anuncios en 34 000 ciudades de 191 países*. Los anfitriones y los huéspedes de nuestra comunidad crean sus cuentas en la plataforma para publicar anuncios de alojamientos únicos en todos los rincones del planeta y poder alquilarlos.

Nuestra plataforma. Desde el nacimiento de Airbnb en 2008, más de 100 millones de huéspedes han disfrutado de una experiencia positiva y confortable a través nuestra plataforma. Contamos con un excelente sistema de mensajes para que los huéspedes y los anfitriones puedan comunicarse y aclarar todas las cuestiones que necesiten, líneas de atención a los viajeros y trabajadores locales. Además, ofrecemos una plataforma segura para cobrar y transferir todos los pagos.

Nuestros estándares y prácticas. Todas las comunidades cuentan con ellos y Airbnb no iba a ser menos. Los nuestros están diseñados para ayudar a garantizar la seguridad de nuestra comunidad y ofrecer a nuestros usuarios la tranquilidad que se merecen a la hora de viajar o alojar a otras personas. Estos son algunos de ellos:

  • Identificación verificada: con la intención de fomentar la mayor transparencia posible, permitimos a los anfitriones que establezcan como requisito para sus huéspedes que estos nos faciliten un documento oficial de identidad. También hemos creado un programa llamado Identidad verificada, que permite conectar la identificación offline de una persona (un permiso de conducir, un documento de identidad, un pasaporte, etc.) con uno de los perfiles online que tenga (su cuenta de Facebook, LinkedIn, etc.) y su cuenta de Airbnb.
  • Perfiles y evaluaciones: los huéspedes y los anfitriones envían evaluaciones exhaustivas a la plataforma sobre las estancias en las que participan que ofrecen información muy útil para otros usuarios a la hora de decidir si quieren hospedar a alguien o quedarse en un alojamiento.
  • Ayuda y acción: aunque es algo que ocurre con muy poca frecuencia, si algo sale mal, estamos ahí para ayudar a nuestros usuarios. Si un huésped o un anfitrión tiene un problema, puede solicitar desde cualquier lugar del mundo la asistencia de uno de los 250 miembros de nuestro equipo de Confianza y seguridad, disponible las 24 horas. Los anfitriones que reúnen los requisitos también disponen del Seguro de protección para el anfitrión y la Garantía al anfitrión de 800 000 € para proteger su propiedad. Además, ahora contamos con una política contra la discriminación más completa y detallada que contempla, entre otras cosas, una formación voluntaria de los anfitriones contra la discriminación y plantea una serie de principios de la comunidad que deben aceptar todos los usuarios de Airbnb. Esta política es una muestra más de los esfuerzos que llevamos a cabo por nuestra comunidad.

Pagos seguros. Los huéspedes realizan sus pagos a través de Airbnb cuando reservan un alojamiento. Los anfitriones reciben la cantidad correspondiente transcurridas 24 horas tras la llegada de los viajeros. Nosotros nos ocupamos de todas las transacciones para que tú solo tengas que preocuparte de concretar los pormenores de la estancia con tu huésped o anfitrión.

Tú decides cómo quieres hospedar. Los anfitriones eligen las tarifas que quieren establecer y reciben la mayor parte de la cantidad que pagan los huéspedes para quedarse en su alojamiento, exceptuando un pequeño porcentaje. Una vez que se registran, pueden consultar las herramientas que ponemos a su disposición para recomendarles precios en función de las tendencias turísticas y otros anuncios similares. También les pedimos que se familiaricen con la legislación aplicable en el lugar donde viven para conocer sus obligaciones (como si deben inscribirse en un registro o si existe algún límite en la duración de las estancias) antes de publicar sus anuncios en Airbnb.

Respeto de la propiedad. A pesar de todo lo que hemos crecido, los casos en los que se producen daños en un alojamiento de Airbnb son muy escasos. Durante 2015, 40 millones de estancias tuvieron lugar en nuestra plataforma y solo se informó de 1010 casos en los que se produjeron daños en la propiedad importantes (es decir, reclamaciones que dieron lugar a reembolsos de cantidades superiores a 1000 $ a través de nuestra Garantía al anfitrión), lo que resulta en una ratio de 1 estancia con daños en la propiedad importantes de cada 41 000 o una frecuencia del 0,002 % entre todas las estancias.

Respeto de la privacidad. En Airbnb, garantizar la seguridad de nuestra comunidad es nuestra prioridad. Para ello, colaboramos con las autoridades policiales y judiciales cuando es necesario y, al mismo tiempo, hacemos todo lo posible para proteger la privacidad y la información personal de nuestros usuarios con el fin de que confíen en el entorno seguro que les ofrecemos.

Un servicio a la comunidad. Nuestros anfitriones no dejan de sorprendernos: no solo porque siempre encuentran nuevas formas de hacer que sus huéspedes se sientan bienvenidos sino porque, cuando se produce alguna catástrofe, abren las puertas de su casa a los viajeros que lo necesitan sin esperar nada a cambio. Durante los huracanes Matthew y Sandy, los incendios de Alberta en Canadá, los terremotos de Kumamoto en Japón y las inundaciones en Francia y Luisiana, nuestros anfitriones acogieron a los supervivientes, sus familiares y el personal de ayuda humanitaria que se desplazó hasta cada uno de estos lugares sin que nadie tuviera que preocuparse de hacer ningún tipo de reserva o pago. Cuando se producen este tipo de situaciones, Airbnb informa de ello a los anfitriones de la zona y no cobra tarifas de servicio.

*Cifras de Airbnb correspondientes a junio de 2016.