Gobiernos mexicanos apuestan por el turismo inclusivo mediante el uso de tecnología

Esta semana, el vicepresidente de asuntos públicos y comunicaciones de Airbnb, Chris Lehane y el director de turismo de Baja California, Oscar Escobedo se reunieron en las oficinas centrales de Airbnb en San Francisco. Aprovecharon la reunión para anunciar que, a partir del primero de Octubre, Airbnb recaudará y remite el 3% de impuesto al hospedaje de su comunidad de anfitriones bajacalifornianos.

Baja California es el sexto estado en México con el que Airbnb colaborará en materia impositiva, y el décimo de la República en anunciar una colaboración con Airbnb. Todos estos gobiernos se suman a las tendencias de economía colaborativa y turismo sustentable, impulsando el incremento de oportunidades económicas para miles de anfitriones en sus estados.

En México, Airbnb ha tenido avances significativos que no han pasado desapercibidos por los gobiernos locales. Tan sólo el último año, se incrementó el número de viajeros mexicanos en Airbnb en un 135%. Además, el número de anfitriones aumentó en un 56% desde agosto del 2017, con cerca de 120,000 alojamientos disponibles en el país.

La colaboración con el gobierno de Baja California destaca un aspecto clave de la comunidad de Airbnb: su capacidad inherente de tender puentes. La frontera de San Ysidro con San Diego es de las más cruzadas al día del mundo; hogar de la comunidad binacional más grande de la frontera. Esta profunda conexión se ve reflejada en la comunidad de Airbnb: los anfitriones de Baja California reciben más viajeros de California que de cualquier otro lugar del mundo.

 

Chris Lehane, Vicepresidente Global de Asuntos Públicos de Airbnb, señaló que “En Airbnb creemos que viajar es una forma de incluir. Trabajamos todos los días para crear un mundo en el que se celebre a los inmigrantes, a los exploradores y a los aventureros, empoderándolos para experimentar los lugares que visitan como si fueran locales. Creemos en construir conexiones para detonar el progreso”.

 

En los últimos años, México ha despuntado como destino turístico. Actualmente ocupa el sexto lugar de los países más visitados, según la Organización Mundial del Turismo. El Secretario de Turismo destacó este crecimiento y anunció que, durante el 2017, México recibió 39 millones de visitantes: récord histórico que generó una derrama económica de 21.3 mil millones de dólares.

Al mismo tiempo, autoridades y expertos han sido enfáticos en la importancia de que  este crecimiento se traduzca en inclusión, en garantizar que los recursos generados por el turismo se distribuyan mejor. Airbnb se ha convertido en un aliado de gobiernos alrededor del mundo en el esfuerzo de usar el turismo como herramienta de inclusión social.

La comunidad local de anfitriones en Baja California, y en todo el país, brinda opciones de alojamiento que van más allá de las zonas tradicionales, aumentando la capacidad de recibir visitantes durante las temporadas altas. Al tiempo que los anfitriones ganan dinero capitalizando sus espacios, fomentan la derrama económica a comercios y restaurantes de sus barrios y colonias.

Finalmente, la presencia de Airbnb en un destino incrementa las oportunidades económicas entre más segmentos de la población: las mujeres representan cerca del 53% de los anfitriones en México, y los adultos mayores son el segmento de más más rápido crecimiento en México y América Latina.

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!